Vendaje Neuromuscular BB Tape Calaveras

Nuevo producto

El vendaje neuromuscular o kinesiotape posee características exclusivas que le diferencian de cualquier otro tipo de vendaje. Rollo de 5 cm x 5 m, negro con dibujo calaveras

Más detalles

18 artículos

8,70 € impuestos inc.

Más

El vendaje neuromuscular o kinesiotape posee características exclusivas que le diferencian de cualquier otro tipo de vendaje:

  • Se trata de un esparadrapo elástico constituido por una estructura trenzada de hilos de algodón, que incorpora una capa de pegamento (cyanoacrilato de uso médico) que le confiere adhesividad. Esta capa de pegamento es antialérgica (no contiene látex), e imita la huella dactilar para favorecer la transpiración y la elevación de la piel.
  • El kinesiotape es distensible hasta un 140-160%, igualando así la elasticidad de la piel.
  • Se comporta como si fuera una "segunda piel", ya que posee características parecidas a las de la piel (elasticidad, grosor, peso...)
  • El material viene adherido al papel con un 5-20% de preestiramiento según las marcas, lo que hay que tener en cuenta durante las aplicaciones. Este pre-estiramiento se produce por causas mecánicas en el proceso de fabricación, al tener que juntar el rollo de vendaje (elástico) con el rollo de papel (rígido). Por tanto, es fácil llegar a la conclusión de que cuánto menor grado de preestiramiento lleve la venda, más cantidad de vendaje tendremos en los mismos metros de vendaje neuromuscular.
  • El vendaje es elástico sólamente en dirección longitudinal.
  • Las propiedades elásticas de la cinta duran entre 3-5 días.
  • El pegamento del kinesiotape se adhiere mejor a medida que se calienta, por ello el vendaje debe ser frotado ligeramente al aplicarlo.
  • Sólo se pega una vez.
  • Se puede llevar durante varios días, aunque si la aplicación es de larga duración se recomienda cambiarlo cada 3-4 días.
  • El kinesiotape o vendaje neuromuscular es resistente al agua y permite un secado rápido. Permite, por tanto, el aseo diario.
  • Ensayos y estudios actuales demuestran que hay diferencias físicas (elasticidad, resistencia...) entre los diferentes colores y marcas. Las llamadas "vendas de colores", tienen distintas funciones atendiendo a los principios de la cromoterapia:
    • Rojo-fucsia: absorbe más luz, por tanto lo utilizaremos cuando queramos aumentar la temperatura de la zona. Por lo general, lo utilizaremos en lesiones musculares subagudas o crónicas. Es estimulante.
    • Azul: refleja más luz, por tanto lo utilizaremos cuando queramos disminuir la temperatura de la zona. Por lo general lo utilizaremos en lesiones agudas, lesiones que cursen con inflamación (esguinces, tendinitis...) y en aplicaciones linfáticas. Es relajante.
    • Beige: es un color neutro. Se utiliza cuando no queremos influir con el color. Muy utilizado en bebés.
    • Negro: se empezó a utilizar por la gran demanda a nivel estético y hoy día es de los colores más usados. Se suele utilizar como refuerzo de otros colores.
    • Resto de colores: El color amarillo y naranja se asemeja en efectos al fucsia, el color blanco se asemeja al azul, el color verde es intermedio y se asocia a lesiones por estrés... Actualmente hay marcas que comercializan gran cantidad de colores, lo que responde a que es un método cada vez más utilizado y necesita cubrir también las necesidades estéticas de clubes deportivos, equipos de fútbol...